Coding, photography, internet.

Navigation

Los cuernos del caracol

Se nota que ya es primavera. Se nota en el sol y en las largas tardes que parecen no tener fin. Se nota en el atraso del horario de los telediarios, y en los árboles y jardines de la ciudad, pintados de verde y llenos de savia primaveral. Será por esto que el personal, incitado por todo este colorido y algarabía de la naturaleza, ha perdido totalmente la cabeza y hace cosas que dejarían estufepacta a la mismísima Cicciolina, por aquello de la falta de decoro.

Caminando de regreso hacia mi casa, a la salida de las maratonianas clases, llevo toda la semana (desde que finalizaron las lluvias) topándome con gente de lo más variopinta. Como la caminata es larga

Añoranza de tinta y cartoné

Ah de mis libros, los viejos compañeros, los guardianes de mi sueño, los centinelas de mis noches de vigilia. ¿Dónde quedarán ahora descansando vuestros cuarteados lomos?. Quién oirá el susurro del aleteo de miles de páginas abriéndose, el del roce del papel gastado por las caricias de mil manos Páginas humedecidas por el sudor del amante en una noche de pasión, heridas por el hierro del asesino en la estocada que pone fin a una historia, del que la abre y te atrapa con sus líneas negras, como hilo de Ungoliant.

Cuna de Santos y Herejes, de Reyes y Miserables; santificados por quienes os condenaron y, temerosos de vuestro poder, os quemaron. Vuestras páginas me guiaron hasta la cima de

Por Pamplona

Apenas aterricé en Pamplona ya estaba helado de frío. El hangar que hace la función de terminal del aeropuerto Noain-Pamplona, no hace más agradable la llegada de los viajeros que allí llegan entre resvalones con el hielo y genuflexiones. Se dice que el difunto Papa Juan Pablo II, comenzó a besar el suelo de los aeropuertos a partir del viaje que hizo a la capital Navarra y no me extraña, pues es este aeropuerto tiene la…

Diciembre en Oro, Incienso y Mierda

Comienza el mes de Diciembre. Un mes que práctimente tiene tantos días como fiestas. Las ciudades se iluminan con coloridas bombillas que imitan campanas o dibujan mensajes de felicidad en lenguas ajenas. En las plazas más representativas de cada ciudad, se plantan grandes árboles navideños, en actos en los que no falta la foto del alcalde talándolo en algún bosque situado sobre los planos de alguna urbanización: El sueño de cualquier ecologista y de los operarios…

Autocensura publicitaria

Esta mañana mientras ojeaba el 20 minutos, me he visto sorprendido por el siguiente titular: “Lucía Etxebarría Recibe Un Centenar De Mensajes De Apoyo En Su Blog, “Cerrado” Por Las Amenazas Recibidas“. Lo cierto es que desconocía que Lucía tuviese un blog. Yo sólo la leo en la página que publica en cierto dominical. De cualquier forma es triste; muy triste.Es triste que se ataque desde el anonimato, a cara tapada. Es triste servirse de…

Arte o Productos

El pasado Domingo, mientras esperaba delante del televisor a que Fernando Alonso se proclamase por segundo año consecutivo campeón del mundo, apareció en la pantalla la repetición de Operación Triunfo. A estas alturas, creo que el lector más que una explicación del argumento del programa, lo que necesita es una guía para diferenciar un programa de otro y no crea que el mismo programa se emite 18 horas diarias. El desarrollo es siempre el mismo: Una…

Málaga Freak: El mocito feliz

Hace unos días, Javi Moya escribía en su blog acerca de un personaje que está entrando en la élite de los denominados Freaks televisivos: El Mocito Feliz. Mi escritura hunde sus raíces en la escuela de Hunter S. Thompson (I, II), de Bukowsky (I, II) y de Ernest Hemingway (I): Vivir y transplantar. Por eso, nada mejor que transcribir los recuerdos de una conversación surgida de improvisto una soleada mañana de Domingo en la última fila…

Últimas tardes de Agosto

Esta tarde, mientras ordenaba sobre la mesa mis apuntes de Análisis matemático y consultaba el calendario de estudio, algo ha hecho saltar la alarma de mi reloj biológico. Preciso, como la maquinaria de un reloj suizo, dicho mecanismo ataca mi ánimo hasta cuatro veces al año: Primavera-Semana Santa, Vacaciones de Verano, fin de las Vacaciones de Verano y Navidad. Cualquiera que haya sentido la euforia de la llegada de la primavera o haya comentado con su…